La población de Letonia

Extranjeros hay en todas partes, como también hay conflictos entre grupos sociales. Sin embargo, los conflictos de minorías

Letonia en la UE

étnicas e identidades son en Europa mucho más frecuentes y latentes de lo que los medios y los gobiernos reflejan. Comparto aquí una radiografía de la composición de la población en Letonia que genera, a diario, un conflicto interno.

En Letonia se vive un caso particular, aunque el idioma oficial es el letón, un tercio de la población es de origen ruso (tanto de nación como de identidad). Decisiones políticas y heridas del pasado mantienen vivo un conflicto linguistico-identitario de baja intensidad que se vive cotidianamente.

A fines de los años 80 Letonia tenía 2.3 millones de habitantes. Tras el fin del a ocupación soviética con el colapso de la URSS muchos rusos emprendieron regreso a su tierra natal. Pero muchos también se quedaron en el territorio de Letonia donde llegaron a trabajar por decisión propia o del antiguo estado soviético.

A partir de entonces, se ha mantenido un conflicto entre la mayoría letona, los rusos originarios de ese país, sus hijos (nacidos en Letonia pero muchas veces considerados no-ciudadanos) y la población ruso parlante que habitó estas tierras desde la época del zarismo.

Pero hay otro dato relevante, la población de este país de apenas 2 millones de habitantes decrece rápidamente: Tiene uno de los indices de natalidad mas bajos del mundo y una de las tasas de emigración más altas de Europa.

A pesar del decrecimiento demográfico en los últimos veinte años, los datos confirman que la población letona-parlante se ha incrementado en el país. Es decir, cada vez hay menos habitantes, pero los que hay, hablan cada vez mas letón como idioma nativo o segundo idioma.

Población de Letonia: letones y rusos parlantes
fuente: Wikipedia

De acuerdo a los datos oficiales, el letón es la lengua materna del 61%, mientras el ruso lo es para el 38%. Siendo otras, como el ucraniano, el polaco, el bielorruso, el lituano, o el estonio menos del 4%.

Los datos oficiales al 2012 también dicen que la composición “étnica” de los habitantes de Letonia es: 61% Letones, 27% rusos, bielorrusos 4%, ucranianos 2%, polacos 2%, lituanos 1 %, gitanos 0.4% y otros 3%.

Así, los datos del censo 2011 merecen algunos contrastes.

Primero, el 70% de los letón-parlantes afirma que habla ruso y el 55% de los ruso parlantes asegura hablar letón.

Segundo, los letón-hablantes que no hablan ruso son los jóvenes nacidos después de la caída de la URSS y quienes no hablan letón son, en su mayoría, jubilados que llegaron a Letonia durante la URSS y otros letones de origen ruso que re rehúsan a hablarlo.

Tercero, la mayoría de los inmigrantes son de los países vecinos (9%) y tienen por lo general en común el ruso como lengua, aunque es posible que lituanos, bielorusos y polacos viviendo mucho tiempo ya en el país hablen letón fluidamente.

Cuarto, el 3% de “otros” son ciudadanos del resto del mundo que los resultados del censo no se interesa por detallar. Los asiáticos que vienen por negocios y estudios (estudiantes de la India de medicina, por ejemplo), quienes se quedaron años después de la URSS y los pocos ciudadanos comunitarios europeos que están llegando a asentarse en Letonia.

Letonia es un país miembro de la UE desde 2004, sigue la política migratoria de Schengen pero la composición de su población no se ha modificado demasiado desde los años 90, ni tampoco se ha “europeizado” o, menos, recibido flujos migratorios de otros continentes.

Fuera de quienes tienen pasaporte letón, menos del 5% de su población es “comunitaria” y ese dato incluye a polacos, estonios y lituanos (3.4%) que posiblemente ya vivían aquí antes de la UE.

Termino compartiendo algunos rostros de la población del Letonia:

La controversial conmemoración de la Legión Letona

Cada 16 de marzo un grupo llamado “Las Águilas del Daugava” (Daugava Vanagi en letón) junto a los partidos políticos de ultra derecha, organizan un evento de conmemoración de la Legión Letona, la 15ª División Waffen SS de Granaderos que peleó durante la Segunda Guerra Mundial  en el frente Nazi.

La controversia se revive cada año ya que para unos esta conmemoración (que dejó de ser oficial desde el año 2000) es un acto de recordación de aquellos que lucharon en contra de la ocupación soviética. Mientras otros consideran un acto de homenaje al nazismo.
Muchos argumentan que es un acto igualmente anti nazista y anti comunista, y que representa un símbolo nacionalista.

La conmemoración empieza con una misa de recordación en la catedral luterana del Domo, en la ciudad histórica de Riga. Un desfile de banderas letonas -al que se suman banderas lituanas y estonias- precede a una breve procesión desde la catedral hasta el monumento a la Libertad (unos 400 metros) en la que las y los participantes llevan listones con la bandera letona y flores que son luego ofrecidas al pie del Monumento a la Libertad  (Brīvības piemineklis en letón).

He observado dos años seguidos el evento y he podido ver varias agendas yuxtapuestas y contrapuestas.

De un lado, el excesivo uso de símbolos patrios, el elevado discurso nacionalista -incluso con algunos insultos hacia los extranjeros-, así como algunas explícitas muestras de neo nazismo, denotan un la agenda de algunas organizaciones ultraderechistas y neo nazis.

También hay quienes asisten en un afán de reconstruir y reconciliar un pasado doloroso de ocupación y negación de un destino propio, tanto por la ocupación Nazi (1941-1444) como por la ocupación soviética (1944-1991).

Pero además el acto es una excusa para grupos de presión pro-rusos, lobbies judíos o del Kremlin para atacar, etiquetar  y desprestigiar al país.

Mientras también se congregan organizaciones locales como la Alianza contra el Nazismo que reúne activistas de origen ruso y letón que están en contra del acto y cada ano instalan una protesta justo al lado del Monumento a la Libertad.

Comparto el fotoreportaje que publiqué en Demotix, este es el set de las fotos del 2012 y este el de las fotos del 2013.  A continuacion una seleccion de fotos de ambos años:

la torre de TV de Tallinn

La torre de TV de Tallinn es un símbolo de progreso y la independencia de Estonia que ha tomado muchos años y esfuerzo en erigirse. A pesar de ello, es un orgullo para los estonios y también un espacio para proyectar la vocación tecnológica que ha asumido el pequeño país al norte del mar Báltico.

La torre tiene 314 metros de alto y recientemente ha reabierto sus puertas al público. El complejo tiene salas de cine 3D, una detallada historia del proyecto desplegada en pantallas interactivas, así como recursos educativos e informativos sobre la tecnología de la comunicación (Estonia avanza mucho en ello). En el nivel 22 hay una cafetería (con precios módicos) para disfrutar de una pausa con gran vista y también un set de televisión donde uno puede mandar mensajes al mundo, entre otras actividades con más adrenalina (si eso es lo tuyo, no te pierdas el vídeo al final del post!).

Historia

El proyecto comenzó en 1975 durante la era soviética aunque fue paralizado en algunas ocasiones.

Los XXII Juegos Olímpicos de verano de Moscú de 1980 posibilitaron que el proyecto se concluyera. Tallinn sería sede de las competiciones de vela olímpica así que la torre de televisión fue un proyecto central para el país que fue finalmente inaugurado el 11 de julio de 1980, semanas antes de los juegos olímpicos que, dicho sea de paso, fueron boicoteados por Estados Unidos y muchos países alineados al anticomunismo.

Tras la consolidación del movimiento pro independentista que emergió en los países bálticos durante los años 80, Moscú intentó varias veces tomar la torre de TV, siendo un punto estratégico de observación y control de las comunicaciones. Los estonios resistieron y jamás cedieron el control de la torre hasta la declaración de la independencia en agosto de 1991Entre 1991 y 2007 la torre fue bastante visitada por turistas ya que era uno de las construcciones glamorosas de la era soviética que muchos mantenían en el recuerdo o la nostalgia.  Sin embargo, la torre se cerró en 2007 por las limitadas condiciones de seguridad.

Entre 2008 y 2012 se hicieron muchos trabajos para dotarle de medidas de seguridad y añadirle áreas para la educación, el esparcimiento y el entretenimiento.

Mira esta galería de imágenes de la torre de TV de Tallinn o varias otras fotos de visitantes como yo.