¡Sorpresa en Riga!

Estas cosas pasan en Riga.

Un grupo decidió llevar un poco del campo a la ciudad y romper la monotonía de la gran urbe. La idea, como ellos explican, fue:

Revivir el cemento gris, romper la rutina y dar un momento de reflección sobre qué somos y hacia dónde vamos. Algunas veces las sopresas simplemente pasan y no tenemos influencia sobre ellas, pero sí tenemos influencia sobre nuestras percepciones. ¿Cuán listos estamos para aceptar lo que la vida nos tire encima y sonreír?

Imperdible:

Anuncios