Tallin en tres videos

Tallin, la capital de Estonia, conserva el ambiente medieval más marcado de las repúblicas bálticas.  Tallin es quizá la capital báltica más pequeña pero enormemente atractiva.

Estonia en general y Tallin en particular son ejemplo de que ‘el tamaño no importa’. Una ciudad maravillosa que puedes ver en tres vídeos y 10 minutos:

Ligo y Jani, la gran fiesta del solsticio de verano en Letonia

El solsticio de verano es una fiesta popular muy importante en el noreste de Europa. Marca la celebración de la fertilidad, el nuevo sol, el nuevo tiempo y la nueva energía.

Līgo y Jāņi (se pronuncia en español “ligua” y “Yaañi”) es la fiesta más popular de Letonia (y también de los otros países bálticos). Esta celebración pagana comienza cada 23 de junio por la tarde y dura hasta el amanecer del siguiente día.

La fiesta tradicional se celebra con música y danzas folclóricas. Además de trajes típicos (ya no tan comunes entre la gente), mujeres y hombres usan unas guirnaldas en la cabeza. Ellas llevan flores y ellos ramas de roble.

Esta fiesta activa el espíritu de todos los letones, gente normalmente parca y seria, que bailan, ríen y beben con soltura y alegría.

La gente se reúne durante la tarde/noche, come un queso con hierbas y semillas de alcaravea especialmente preparado para la ocasión además de tomar (bastante) cerveza. Este es el inicio de Līgo.

El queso simboliza el nuevo sol que cada persona comparte y la cerveza porque tradicionalmente cada familia preparaba una nueva malta cada junio, especialmente para Līgo.

Cuando el sol se oculta (a fines de junio la puesta del sol es después de las 10 pm y noche, como tal, casi no se tiene) se lleva a cabo un ritual de agradecimiento al sol, de buenos augurios y se prende el fuego para espantar a los malos espíritus. La noche de Jāņi (Jāņi nakts) comienza inmediatamente con alegres danzas y grandes fogatas. La fiesta continúa hasta la salida del nuevo sol, antes de las 4 am.

Comparto las fotos de esta maravillosa fiesta:

 

 

Ir de pesca sobre el hielo

La histórica conexión de los países bálticos con el mar, los caudalosos ríos y atractivos lagos, así como la fuerte presencia del pescado en la dieta de la región, hacen de la pesca una actividad común.

Ir de pesca es un placer que muchos disfrutan en esta parte del mundo. Digo bien muchos porque es una actividad principalmente masculina, aunque, claro, no exclusiva. Eso sí, durante primavera y verano la pesca en la región Báltica es más o menos lo que todos tenemos en mente. Pero en invierno la gente sigue pescando en igual o mayor frecuencia, pero lo hacen en el hielo.

La pesca en el hielo es muy popular y esperada por miles de hombres. Cargados de taladros especiales, cajas metálicas con instrumental, carnadas y otros utensilios, cañas y/o hilos de pesca, estos “valientes” pasan horas de día y noche sentados buscando capturar una presa bajo el hielo.

En lagos y ríos congelados, e incluso en los témpanos flotantes de las costas del mar Báltico, en el campo o incluso en frente mismo de la ciudad histórica de Riga, en pleno río Dauvaga, los fanáticos de la pesca en el hielo buscan el mejor lugar y la mejor corriente para pescar.

Atrapando a un pescado

Es gente reservada y callada. Siento que esta actividad refuerza su individualidad e identidad, tan ligada a la naturaleza a pesar del clima “extremo”.

Comparto como testimonio de esta bizarra afición, claro para alguien que viene del sur, el set completo de fotos de la pesca en el hielo en Riga.

Repúblicas Bálticas [programa completo]

Encontré entre los programas de TVE 2 este vídeo de 57 minutos en español que recorre a Lituania, Letonia y Estonia, las tres repúblicas bálticas.

Este programa es un buen punto de inicio para adentrarse en la historia, la cultura, las postales más turísticas y también aspectos relevantes de la transformación de estos países del noreste de Europa en las dos últimas décadas.

miles de velas para rendir tributo a los héroes de la independencia en Letonia

El 11 de noviembre se conmemora la victoria militar que permitió a Letonia consolidar su independencia en 1919. Ese día se conoce como el Lāčplēša (ver más abajo el significado) y se rinde tributo a los héroes que pelearon y murieron derrotando al Ejército Voluntario de Occidente, un contingente de oficiales y soldados alemanes al servicio del Ejército Rojo soviético, que había tomado Riga en 1918.

Soldados letones durante el enfrentamiento en 1919. Foto: latvianhistory.wordpress.com

A pesar de tener el apoyo de un batallón con trenes blindados estonios y la fuerza aérea británica, las fuerzas letonas estaban en desventaja numérica y una relación de 1 a 3 en artillería pesada. Con todo, lograron retomar Riga y dar curso a la proclama de la independencia meses después.

El día de conmemoración de los héroes letones se celebra en todo el país. Durante la época (de la ocupación) soviética (1944-1991), las familias encendían una vela en las ventanas de sus casas ya que toda celebración pública estaba prohibida.

Hoy en día, esta misma práctica se mantiene en las zonas rurales y poblaciones pequeñas, aunque en Riga se hace cada vez más popular la costumbre de poner pequeñas velas al rededor de los muros de ladrillo del Castillo de Riga (el palacio presidencial), pagando así tributo a quienes permitieron el nacimiento de la república.

Miles de personas participaron este año de la conmemoración por el día de Lāčplēša (se pronuncia algo así laschpleesha y significa el oso cazador pero no se acepta como traducción precisa ya que es parte de la literatura épica del báltico). Ve las fotos:

Se pueden ver más fotos de la ceremonia en este set.

Un interesante recuento se publica en este enlace [en inglés] y también se puede ver esta infografía [también en inglés] sobre los hechos históricos.

la torre de TV de Tallinn

La torre de TV de Tallinn es un símbolo de progreso y la independencia de Estonia que ha tomado muchos años y esfuerzo en erigirse. A pesar de ello, es un orgullo para los estonios y también un espacio para proyectar la vocación tecnológica que ha asumido el pequeño país al norte del mar Báltico.

La torre tiene 314 metros de alto y recientemente ha reabierto sus puertas al público. El complejo tiene salas de cine 3D, una detallada historia del proyecto desplegada en pantallas interactivas, así como recursos educativos e informativos sobre la tecnología de la comunicación (Estonia avanza mucho en ello). En el nivel 22 hay una cafetería (con precios módicos) para disfrutar de una pausa con gran vista y también un set de televisión donde uno puede mandar mensajes al mundo, entre otras actividades con más adrenalina (si eso es lo tuyo, no te pierdas el vídeo al final del post!).

Historia

El proyecto comenzó en 1975 durante la era soviética aunque fue paralizado en algunas ocasiones.

Los XXII Juegos Olímpicos de verano de Moscú de 1980 posibilitaron que el proyecto se concluyera. Tallinn sería sede de las competiciones de vela olímpica así que la torre de televisión fue un proyecto central para el país que fue finalmente inaugurado el 11 de julio de 1980, semanas antes de los juegos olímpicos que, dicho sea de paso, fueron boicoteados por Estados Unidos y muchos países alineados al anticomunismo.

Tras la consolidación del movimiento pro independentista que emergió en los países bálticos durante los años 80, Moscú intentó varias veces tomar la torre de TV, siendo un punto estratégico de observación y control de las comunicaciones. Los estonios resistieron y jamás cedieron el control de la torre hasta la declaración de la independencia en agosto de 1991Entre 1991 y 2007 la torre fue bastante visitada por turistas ya que era uno de las construcciones glamorosas de la era soviética que muchos mantenían en el recuerdo o la nostalgia.  Sin embargo, la torre se cerró en 2007 por las limitadas condiciones de seguridad.

Entre 2008 y 2012 se hicieron muchos trabajos para dotarle de medidas de seguridad y añadirle áreas para la educación, el esparcimiento y el entretenimiento.

Mira esta galería de imágenes de la torre de TV de Tallinn o varias otras fotos de visitantes como yo.

la Cadena Báltica

texto original en www.pabloarivero.com

Alrededor de 1.5 millones de personas de Estonia, Letonia y Lituania, los tres países bálticos, se tomaron las manos  el 23 de agosto de 1989 y formaron una cadena humana de 600 kilómetros de longitud, como acto de protesta y demanda de independencia frente a la ocupación soviética.

Este evento se recuerda como la Cadena Báltica (en estonio, Balti kett, en letón Baltijas ceļš, en lituano Baltijos Kelias).

Baltic-Way-Human-Chain-independence

El impacto de la protesta pacífica fue decisivo, atrajo la atención de la prensa y comunidad internacionales, y allanó el camino hacia independencia de los estados bálticos en 1991. La Cadena Báltica se realizó en conmemoración a los 50 años del tratado secreto [en] entre los ministros de Exteriores de la URSS y la Alemania Nazi, Vyacheslav Molotov y Joachim von Ribbentrop respectivamente, firmado el 23 de agosto de 1939 en Moscú, a través del cual se pactó la no agresión mutua y la ocupación de los países bálticos, días antes de la invasión alemana a Polonia que marca el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Cadena Báltica fue un acto ciudadano convocado bajo un régimen autoritario que se desmoronaba, utilizó los limitados recursos comunicacionales de la época y el contexto, nada comparables a los disponibles hoy en día, y representa, junto a otros eventos como por ejemplo las barricadas de Riga, un pilar fundamental en la historia contemporánea  de la región.

Las fotos del acto de conmemoración realizado hoy en Riga (todo el set aquí):