miles de velas para rendir tributo a los héroes de la independencia en Letonia

El 11 de noviembre se conmemora la victoria militar que permitió a Letonia consolidar su independencia en 1919. Ese día se conoce como el Lāčplēša (ver más abajo el significado) y se rinde tributo a los héroes que pelearon y murieron derrotando al Ejército Voluntario de Occidente, un contingente de oficiales y soldados alemanes al servicio del Ejército Rojo soviético, que había tomado Riga en 1918.

Soldados letones durante el enfrentamiento en 1919. Foto: latvianhistory.wordpress.com

A pesar de tener el apoyo de un batallón con trenes blindados estonios y la fuerza aérea británica, las fuerzas letonas estaban en desventaja numérica y una relación de 1 a 3 en artillería pesada. Con todo, lograron retomar Riga y dar curso a la proclama de la independencia meses después.

El día de conmemoración de los héroes letones se celebra en todo el país. Durante la época (de la ocupación) soviética (1944-1991), las familias encendían una vela en las ventanas de sus casas ya que toda celebración pública estaba prohibida.

Hoy en día, esta misma práctica se mantiene en las zonas rurales y poblaciones pequeñas, aunque en Riga se hace cada vez más popular la costumbre de poner pequeñas velas al rededor de los muros de ladrillo del Castillo de Riga (el palacio presidencial), pagando así tributo a quienes permitieron el nacimiento de la república.

Miles de personas participaron este año de la conmemoración por el día de Lāčplēša (se pronuncia algo así laschpleesha y significa el oso cazador pero no se acepta como traducción precisa ya que es parte de la literatura épica del báltico). Ve las fotos:

Se pueden ver más fotos de la ceremonia en este set.

Un interesante recuento se publica en este enlace [en inglés] y también se puede ver esta infografía [también en inglés] sobre los hechos históricos.

Anuncios

la Cadena Báltica

texto original en www.pabloarivero.com

Alrededor de 1.5 millones de personas de Estonia, Letonia y Lituania, los tres países bálticos, se tomaron las manos  el 23 de agosto de 1989 y formaron una cadena humana de 600 kilómetros de longitud, como acto de protesta y demanda de independencia frente a la ocupación soviética.

Este evento se recuerda como la Cadena Báltica (en estonio, Balti kett, en letón Baltijas ceļš, en lituano Baltijos Kelias).

Baltic-Way-Human-Chain-independence

El impacto de la protesta pacífica fue decisivo, atrajo la atención de la prensa y comunidad internacionales, y allanó el camino hacia independencia de los estados bálticos en 1991. La Cadena Báltica se realizó en conmemoración a los 50 años del tratado secreto [en] entre los ministros de Exteriores de la URSS y la Alemania Nazi, Vyacheslav Molotov y Joachim von Ribbentrop respectivamente, firmado el 23 de agosto de 1939 en Moscú, a través del cual se pactó la no agresión mutua y la ocupación de los países bálticos, días antes de la invasión alemana a Polonia que marca el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Cadena Báltica fue un acto ciudadano convocado bajo un régimen autoritario que se desmoronaba, utilizó los limitados recursos comunicacionales de la época y el contexto, nada comparables a los disponibles hoy en día, y representa, junto a otros eventos como por ejemplo las barricadas de Riga, un pilar fundamental en la historia contemporánea  de la región.

Las fotos del acto de conmemoración realizado hoy en Riga (todo el set aquí):